YO SOY MILLENNIAL

Yo soy millennial, sí, así es, me tocó. Para mal o para bien, siento un gran orgullo de serlo pero al mismo tiempo un tanto de sana envidia con las generaciones que vienen detrás. El mundo actual le pertenece a los millennials, y aún se espera que haya más alboroto luego de alcanzar edades (40 y 50 años), tradicionalmente propicias para ejercer cargos de poder público. Entonces ahí sí podremos decir que finalmente el mundo está en mano de los millennials. Mientras eso sucede nos encontramos emprendiendo nuestros sueños, luchando cada día contra la falta de conciencia de las generaciones predecesoras (X y Baby Boomers), ésas que continúan en los puestos de poder por cierto.

Nos encanta el protagonismo, amamos tomarnos “selfies”, esta era digital donde logramos llegar con inmediatez a cualquier lugar del mundo es un dulce éxtasis para nosotros. Los medios digitales, los cuales, vimos nacer y día a día cambiamos, no solo quienes trabajamos en ellos, sino quienes los usamos constantemente sacándole canas a los antiguos mercadólogos con respecto a gustos y tendencias de mercado. “…Porque si la marca no apunta a una causa social no nos gusta”, “¿Ah? ¿que es ecológica? Ok, entonces si la compro”. Gays, afro-descendientes, pobres, discapacitados, animales desprotegidos, fauna y flora en general: “Si te metes con ellos, te metes conmigo”. Y es que así somos, incluyentes, tolerantes, soñadores, seguros que el futuro nos pertenece. A diferencia de la X y los Baby Boomers, a nosotros no nos cuesta tomar riesgos; “¿viaje al fin del mundo? ¡apúntame!”. Vivimos el día a día con ese sentimiento de ser invencibles, de creernos el centro del planeta. Sabemos lo importante que somos, vivimos siguiendo sueños y misiones, porque nos lo dice Walter Riso, Mía Astral o el Arquitecto de Sueños constantemente. Nosotros meditamos, hacemos yoga o chi kung. Queremos ir a la India, a Marruecos, a Vietnam, ya los destinos comunes se nos quedan cortos. Queremos comernos el mundo y sabemos que el mundo se quiere dejar devorar por nosotros. No tengan miedo entonces, el futuro está seguro en nuestras manos. Es tiempo de cambiar.

Follow:
Share:

Leave a Reply

%d bloggers like this: