Reseña “Sully”

Estoy tan feliz de estrenar esta sección de mi blog. Quien me conoce sabe que amo el cine, es una pasión para mi y desde pequeña he aprendido a respetarlo y admirarlo, como lo que es: el mejor arte del mundo. Hace unos años (6 para ser exactos) estrené mi programa de radio sobre cine “La Séptima Butaca”, que tuve al aire en la isla de Margarita durante tres años, y que significó muchísimo aprendizaje para mi sobre radio, edición y por supuesto: cine. Es por ello que a esta sesión le di este nombre, en honor a uno de las mejores experiencias que he tenido en mi carrera profesional.

Empecemos. 3, 2, 1 ¡Acción!

“Sully” es una película protagoniza por Tom Hanks, dirigida por Clint Eastwood, basada en los hechos que acontecieron en Nueva York el 15 de enero de 2009, cuando un avión aterrizó en el río Hudson. Debo ser honesta y confesar que no soy muy fan de las películas de Clint, pero esta me pareció bastante diferente a lo que él nos tiene acostumbrados. El guión es súper digerible. Y lejos de lo que muchos puedan pensar, la película no termina con el aterrizaje inesperado, ni relata desde principio a fin lo que fue ese día. De hecho, la película empieza a contar la historia después de lo sucedido, cuando la National Transportation Safety Board, investiga lo que pasó minutos antes del aterrizaje y sugiere que Sully, como cariñosamente le llaman al capitán Chesley Sullenberger, pudo haber tomado otra decisión.

El personaje principal, obviamente estuvo muy bien interpretado por Hanks, que ya nos tiene acostumbrados a sus camaleónicas actuaciones. Mención especial merece Aaron Eckhart que hace del co-piloto Jeff Skiles. La película comenzó a rodarse en septiembre de 2015 y culminó en abril de este año. Fue filmada completamente por cámaras IMAX.

Desde que la estrenaron el 09 de septiembre, ha obtenido excelentes reseñas y a destronado a otras películas de la cartelera mundial. En síntesis es una película bastante amena, que expone la importancia de preocuparse por lo humano primero, después de todo fue un milagro lo que ocurrió ese día en el río. La decisión tomada por un piloto para salvar su vida y la de más de 100 personas, y la rápida respuesta de los rescatistas luego del aterrizaje en el agua, demostró la infinita humanidad que existe en las personas. Sin duda, ese es el principal mensaje del film. Véanla 😉

Follow:
Share:

Leave a Reply

%d bloggers like this: