Creativity and judgment don’t go together

He tenido experiencias en mi vida que me han hecho buscar caminos espirituales, de los cuales, estoy muy agradecida. Una de las mejores prácticas aprendidas fue la de meditar. No diré que lo hago todos los días, aunque estoy consciente de lo importante que es hacerlo parte de mi rutina, pero si diré que cada vez que me siento angustiada por algo, recurro a esta práctica y encuentro serenidad. Hoy en el metro me puse a escuchar una lista de meditación en Spotify y coincidí con una del maestro @deepakchopra . Es bastante corta y me dio justo en el clavo, cuando en una de sus oraciones escuché: “Creativity and judgment don’t go together” (“la creatividad y el juicio no van juntos”). Fue bastante fuerte confrontar esta afirmación mientras entendía que ambos conceptos son tan opuestos, y si yo, que me considero una persona creativa, caigo en el juicio, no estoy aportando nada a mi creatividad. Entonces, la meditación te invita a pasar un día completo sin omitir ningún tipo de juicio sobre algo o alguien, ni disponer si algo es malo o bueno. Simplemente te invita a quedarte en silencio y a observar si es que a tu mente se le escapa algún juicio. Me encantó esta práctica y he decido aplicarla hoy. Todos, lamentablemente, de alguna manera u otra establecemos juicios que nos hacen daño y responden solo a nuestro ego y a nuestras más profundas inseguridades. Si se ponen a observar de cerca, lo que nos molesta de los demás es un reflejo de lo que nos molesta de nosotros. Así que los invito a observar cuantos juicios realizan al día y a tratar de irlos disminuyendo para ver qué impacto genera en sus vidas.✨

Follow:
Share:

Leave a Reply

%d bloggers like this: