Time’s up! Bienvenido 2018

Mi primer post del 2018 y tal y como escribí en mi publicación pasada, una de mis primeras resoluciones es llevar este blog como un diario de lo que va sucediendo en mi vida…just because… No hay razón alguna, solo siento una necesidad extrema de escribir. Escribir para mi es terapéutico, siento que me ayuda a aclarar la mente. Mientras escribo, me voy dando cuenta de lo que sabía, y que no entendía, es como si necesitara verlo escrito para decírmelo a mi misma. Son cosas que se en mi incosciente, pero cuando las escribo y salen a la luz, es que finalmente tomo posición al respecto o me doy cuenta de cuál es mi punto de vista.

En anteriores ocasiones, este primer post del año hubiese estado dedicado a la alfombra roja de los Globos de Oro. Como saben, me gusta mucho la moda y considero que tengo buen ojo para ella. Pero este año, el foco no estaba en la moda. En los Globos de Oro y desde hace unos meses en el mundo (gracias a Hollywood) se están dando conversaciones importantes que no debemos ignorar. Y no lo debemos hacer, especialmente si somos mujeres. A las mujeres de este siglo nos ha tocado una importante misión. Si bien nuestras ancestras ya nos habían abierto el camino, a nosotras nos toca seguir profundizando en el y escalándolo hasta llegar a ese balance que por justicia divina nos pertenece.

Siempre he pensado que de todos los artes el cine es el que puede entregar mensajes más directos, y por ende generar reflexiones más rápidas en la conciencia social. El poder que tiene la industria del cine en estos momentos está siendo utilizado para denunciar lo que por siglos han callado las mujeres. Si tu eres mujer, o si eres un hombre con sensibilidad a este tema, debes pararte y apoyar este movimiento.

Time’s Up

Y solo Dios sabe que ese reloj estuvo corriendo por mucho tiempo. Es hora de reclamar ese balance entre la energía femenina y masculina que tanto le hace falta a este mundo. Es un asunto energético. He visto que las conversaciones que se están dando se refieren a esto como un asunto inclusive económico. Para mi es un tema energético, porque yo prefiero darle la carga espiritual que se merece, que es el origen de todo, que toca todo, y por supuesto es el paragua de un cambio general que alcanza la política, la economía y otros temas sociales.

Me siento orgullosa de ver como las mujeres estan saliendo de su zona de confort para reclamar ese espacio en el mundo. Ese que se nos ha negado, y que por ende tiene desbalanceada esta dimensión. Para mi es una guerra energética, otras lo ven como un tema de igualdad de género. A mi no me importa porque lo defiendan, para cada una tendrá un significado distinto, pero para todas al final significará lo mismo. Estamos juntas en esta batalla que apenas comienza, y ahora es que falta.

Yo desde esta trinchera, desplegaré mi artillería y pelearé, como sea pelearé. Estamos llamadas por una fuerza dentro de nosotras a traerle equilibrio a este planeta. Si tu también sientes este llamado, organízate y define cómo puedes ayudar. Esta pelea nos pertene a todas; esta pelea quizás no acabe mientras estemos transitando este mundo, pero hay que hacer lo que esté a nuestro alcance para sentir que lo dimos todo por ella, asi como lo hicieron las primeras mujeres que pelearon por nuestros derechos.

Tenemos un escenario perfecto, no solo Hollywood, sino todas las industrias se están alineando para el mismo fin. Nunca habíamos tenido un canvas tan limpio para empezar a balancear nuestra energía. El llamado esta en cada una, búscalo dentro de ti. Yo y todas las demás te estaremos acompañando. El momento es ahora.

Follow:
Share:

Leave a Reply

%d bloggers like this: