Cambios…

Últimamente, y con este cambio de Urano a  Tauro más Mercurio retrogrando, vi como le cambió la vida a muchas personas cercanas a mi. Es increíble como la gente se aferra a su zona cómoda o a situaciones que los mantienen “estables” y cuando sucede algo que no tenían previsto todo su mundo se desvanece.

Lo digo por todos, porque a todos nos ha pasado, especialmente con los cambios que no son decisiones propias, que es la vida misma la que te lo impone y no tienes otro camino sino asumirlo. Lo increíble es que no estemos preparados para verlo con otros ojos. Que cada cambio que sucede en vez de ser un motivo para deprimirte, puede ser visto como una circunstancia que te hará más fuerte y que abrirá más puertas.

Supongo que todo se reduce a como lo veamos, y que luego de darnos un tiempo para digerir el cambio y lo que pasó, podamos levantarnos en seguida y seguir caminando con actitud positiva, inclusive bendiciendo lo que nos acaba de pasar, porque definitivamente es la vida diciéndote que ya no tenías más nada que hacer en ese lugar y que debías seguir adelante y enfocarte en otro camino.

Cuando aprendamos a ver la vida, y sus cambios, desde ese filtro es cuando podremos evitar que cada cosa inesperada nos duele o afecte tanto. Lo estoy escribiendo y me lo digo a mi misma. Nunca va a dejar de ser un shock, hay que asumirlo y llorarlo si es necesario, la madurez emocional esta en qué tan rápido te levantas, aprendes de lo que pasó, lo agradeces y continuas tu camino bendiciendo cada cosa que te suceda.

Los más tercos se quedarán en la queja, lamentándose, pensando que lo que tenían antes era lo mejor. Los líderes decidirán continuar, pese a todo, se meterán su ego por donde mejor les quepa y continuarán, seguros de que pronto encontrarán más felicidad que la tenían antes, porque definitivamente, los cambios siempre son para mejor.

Follow:
Share:

Leave a Reply

%d bloggers like this: